Las vacaciones soñadas en las Maldivas

Las islas maldivas han sido el epicentro turístico de la mayoría de los países del océano índico. Estas son el destino preferido de turistas europeos en los que resaltan los italianos y los franceses; de igual forma, cada vez son más los americanos que enfilan sus maletas a estas maravillosas islas. Además de ellos, aunque con una demanda menor, también recibe la visita y la cultura de los países cercanos del este de Asia: sir Lanka y la india.

Por este motivo, este país posee una rica variedad cultural producto de la asimilación del turismo y, además, del proceso de independencia por el cual tuvo que atravesar para consolidarse como estado. Pero a pesar de todo, y lo que resulta increíble, estas aún conservan su virginidad y su naturaleza distribuidas en pequeñas islas accesibles por medio de lanchas, que permiten al turista el intercambio entre la flora y la fauna autóctona de la región.

¿Qué son las islas maldivas y cómo se llega allá?

Las maldivas concentran un total de 1200 islas que se encuentran distribuidas por más 90000 km². De estas, solo poco más de 200 se encuentran habitadas por los que dejan a su inmensa mayoría a disposición de descubrir por parte de los turistas. Su capital y, por ende, la región en donde concentra mayor población, es Malé y alberga una combinación entre la cultura autóctona y la modernidad de sus infraestructuras. Su idioma oficial es maldivo, aunque, por razones turísticas, gran parte de su población habla inglés además de un poco de italiano.

Localizadas, como ya se dijo, en pleno océano índico, las islas maldivas otorgan una práctica accesibilidad a las regiones asiáticas que se encuentran en su periferia. Aunque puede tomar un poco más de tiempo, también posee un fácil acceso para turistas europeos y americanos debido a que cuenta con el Aeropuerto Internacional Ibrahim Nasir que se adapta a las demandas institucionales para acoger a los miles de personas que llegan al país.

¿Qué hacer una vez que se ha bajado del avión?

Tan pronto como se ha bajado del avión y se ha dejándolas maletas en las habitaciones del hotel, es hora ya de comenzar a disfrutar de las vacaciones de ensueño. Aunque sea pequeño, las maldivas cuentan con diversos espacios que servirán de entreteniendo tanto para adultos, como para jóvenes interesados en sumergirse en el ambiente tropical que solo esta zona puede otorgar.

Con una temperatura media de 25 grados, y con diversas playas vírgenes que recorrer, el tiempo invertido para recorrer cada isla resultará poco por lo que habrá que aprovechar cada segundo para no lamentarlo cuando nos toque despegar de la isla. Entre las actividades más demandadas por los turistas tenemos:

  • Clases de snorkel individuales para disfrutar, no solo de la superficie del agua, sino también de la flora y fauna que pulula bajo esta.
  • Sesiones de buceo para recorrer cada rincón de los innumerables islotes que componen el país y que resultan el menú principal de su turismo exótico.
  • Contacto con la diversidad biológica latente a cada espacio en el que situamos la mirada: desde las famosas tortugas, delfines y ballenas que recorren el mar, hasta los cocoteros que se levantan a lo alto y otorgan sombra en las orillas de las playas.
  • Excursiones a cuevas marinas que se hallan distribuidas por cada uno de los atolones (islas rodeadas de coral)
  • Contacto con el folclore típico del lugar, así como también de la variada gastronomía que esta aguardando a ser degustada.

Todo esto está presto a ser experimentado por cada turista que enfoque sus maletas allí. Además de estos entretenimientos, los espectáculos nocturnos ayudan a complementar un día lleno de diversión y que preparan a los visitantes para disfrutar de un plácido sueño luego de haber pasado por un día sumido en aventuras.